ENCUENTROS EN ITURFEST

CON SRA POLAROISKA

Sra Polaroiska en Iturfest V planteo un encuentro en el barrio de Iturralde. Las participantes en la propuesta, en pequeños grupos, fueron en busca de relatos recogidos cada uno de ellos de maneras diversas, ya fuera en un comercio, en un portal, a  través de un viandante o de la experiencia propia. Este relato se recogió en una foto, una canción, un relato y una ubicación. “Se nos dice que los afectos se construyen con el tiempo, a partir de compartir una serie de acontecimientos o circunstancias que unen en relación a dos o más personas. Pero también existen los afectos que de manera espontánea surgen para construir puentes en circunstancias particulares. En casos de emergencia o de acontecimientos inesperados,  las personas generan cierto tipo de lazos sorpresivos y sorprendentes que no obedecen a las lógicas del tiempo, sino a las circunstancias extraordinarias” Lourdes González Hoy os planteamos un recorrido virtual por el barrio de Iturralde a través de estos relatos. https://goo.gl/maps/QjfMxwREnSY8hibj7    

RECORRIDO DE RELATOS 

1-    Esta pizzería fue durante una temporada un bar que se llamaba EL GAMIZ. Allí fuimos casi todos la viernes y sábados del año 95 al 97. Lo llevaba una pareja, Julio y Mónica. Julio era el que más estaba. Había una camarera encantadora, de estilo heavy, que tenía una melenaza increíble y se llamaba Esther. Al otro lado de la barra casi siempre estaba su novio esperándola. Él también tenía una melenaza. Ese lugar fue un hito para el Hard core y el heavy metal en Bilbao, y también fue un hito en nuestras vidas. Teníamos 16,17 y 18 años cuando íbamos. Allí bailamos, reimos, lloramos, bebimos, vomitamos, nos enamoramos y nos desenamoramos.

2-    La Loli. Lleva en el barrio viviendo 42 años, en Fika, nunca le a dado miedo el lugar, pero ahora “han venido a vivir al primero unos argelinos”. Divorciada ella y con pinta de pocos pudores no me a acabado de decir si su hijo es guapo o no. Una pena. Apoyada en la barandilla cual barra de bar no podia ser otra canción mas acertada que “tu que eres tan guapa y tan lista” de Maria Jimenez. Nos ha contado un montón de cosas sobre ella, pero aún así cada dos frases nos soltaba un “yo? Si no tengo nada que decir”. Una maquina, le hemos amenizao’ el descanso en el camino, y ella a nosotras la mañana!

3-    Sr. R conoce El Barrio desde hace 20 años cuando venía a jugar al billar, algo más abajo de su tienda donde ahora hay un desavío chino.  El Sr R, que es muy alegre y emprendedor, nos ha recibido con cariño y apertura,con el mismo cariño que atiende a sus clientes. Su sensaciónes con la calle son algo opuesta y encontradas, por un lado la alegría y el orgullo de te r sus negocio y disfrutar de la simpatía y buen hacer de sus clientes y la gente del barrio y por otro el hastío y rechazo al ambiente más oscuro, peligroso, de la noche de esta calle.

4-   Andando por la calle recordé de pronto ur había vivido en esta calle y en este portal cuando tenía dos años.  Decidimos llamar al timbre y subir. En el piso nos encontramos unos vecinos como los de hace casi 50 años había, con la diferencia de q ahora había problemas d convivencia y los vecinos no se hablan y hace

Años esos vecinos se cree convirtieron en unos buenos amigos de la familia. Volver a la infancia

5-   Chicas recién llegadas a Prim, que se  mudan. Con la ilusión de empezar y llegar al barrio.

6-   A la mitad de Prim; hay unas escaleras que suben a Dolorexe que le encanta subir y bajar a mi hija J de dos años medio, a la mitad del tramo. De estas escaleras hay un árbol enrome, que en su copa recibe las tipas que se caen de los tendederos y desechos que el aire deja. A mi hija le encanta ponerse debajo de ese árbol y ver la mezcla de objetos azarosos que  la gente y la ventolera casi colocaron ahí.

7-   María (37), se mudo a Dolartxe hace mas de 7 años con el que por aquel entonces era su novio y hoy es su marido. Toda su vida había vivido en el barrio de Irala, según ella un barrio con mucha personalidad,su barrio mas favorito del mundo. Pero nos cuenta que le encanta Iturrialde, sus bares,sus locales de barrio, el ambientillo que se respira los sábados y domingos …Su lugar favorito es la plaza de Dolaretxe por su tranquilidad,sus zonas,verdes, la luz…es un minioasis en mitad de la ciudad.

8-   Toda mi vida he vivido en este barrio por lo que los recuerdos y vivencias son miles. Si me tengo que quedar con un lugar favorito seria la tienda de txutxes de al lado de la casa de mis aitas en Iturribide 22. Estaba regentada por Esteban y Satur un matrimonio encantador!Vendian desde txutxes y revistas pasando por bolis y cuadernos. Todos los domingos cuando era dia de paga, bajaba corriendo a comprar txutxes, Esteban siempre metia algun regaliz o chicle de mas en la bolsa. Cuandonse jubilaron la tienda la cogieron Ricardo y Segio siguiendo con lo mismo y casualidades de la vida acaba trabajando el la tienda con ellos durante mas de 3 años. Actualmente sigue siendo una tienda de txutxes,recarga de moviles,envio de dinero,etc…Gracias a este recorrido por el barrio he recordardado miles de datos e historias del barrio que tenia olvidadas o en las que no habia vuelto a pensar por eso la cancion elegida es “Me acorde de ti” de Fito & Fitipaldis

8-   El 28 de Febrero del 2018 cayó una nevada histórica en Bilbao, aunque para muchos fue un problema, para los vecinos de Iturribide fue algo histórico, un evento único, un día especial, no había trafico y una familia de Iturribide 96, saca sus equipos de esquiar y la mítica bajada de Iturribide se transformó es una pista perfecta, no solo se llenó de expertos, también gente con bolsas de plástico se lanzaba por la pendiente, por un día todos se convirtieron en niños

10-   Nos acercamos hasta la Carnicería Javi,la carnicería con mas solera,en Iturribide 21. Allí nos encontramos con Javi y nos contó que su lugar favorito de la calle es la antigua Burrería (iturribide 3).Nos cuenta que para él es un sitio especial ya que de niño le gustaba ver los caballos y burros ya que usaban el edificio como caballerizas. Anteriormente el edifico fue la Alhondiga de Bilbao donde almacenaban alcohol y tabaco. Una vez que cerraron las caballerizas el edificio se convirtió en una Carbonería y actualmente es el Museo de Pasos. Le preguntamos a Javi por una canción que le recordase a esos tiempos y sin dudar nos dijo que era “Xalbadorren Heriotzean” de Xabier Lete

11-   El bar Iturri está muy cerca del Museo de Pasos de Semana Santa. El bar dispone de terraza en la plaza Tomás Meabe, está reformado y tiene una barra larga llena de pintxos que a la hora que entramos ya nos abre el apetito. Nos presentamos a los ¿camareros? ¿propietarios?, Alessandro y Jalisa, que nos dicen que son brasileños, y que llevan ya unos años por aquí; aunque no descartan volver, de momento están a gusto. Jalisa viene todos los días desde Cantabria. A la pregunta de si piensa vivir por la zona Jalisa nos responde de inmediato y con los ojos muy abiertos «NOOOO, a Sopelana, me gusta el mar», sonríe. Les pedimos que nos cuenten anécdotas del bar. Finalmente, Alessandro se arranca y nos relata la típica del cliente asiduo falto de modales que tiene que echar a la calle. Por lo demás están muy contentos con la clientela y con el buen trato que reciben. Poco más nos aportan sobre el bar o sobre el barrio, no sabemos si por timidez o por otras razones. Cuando salimos, nos llama la atención el rótulo de la entrada, Bar Iturri pone, y debajo Portugalete 1950 con una imagen del puente Colgante. No sabemos por qué, habrá que investigar. Elena aporta este dato: Aporto un dato sobre el bar iturri y su cartel. Antiguamente era el bar Portu, un bar con solera de la calle. Supongo que el dueño se jubiraría y fue adquirido por otra persona q un tiempo después  se traslado a la lonja de al lado manteniendo el nombre del anterior bar y llamándole Portu Berria

12-   Buscando el relato del portal, nos hemos topado con este local reconvertido en taller junto al nº 9 de Fika donde acaba de instalarse hace solo un mes Fredy, un artesano que lleva 4 años en Bilbao y al que seguramente volveremos a ver por el Guggenheim vendiendo sus trabajos. Llegó aquí desde Canarias, pero es de origen colombiano. El espacio desordenado, un poco caótico, con una mezcla de estilos y materiales, del que resulta imposible determinar la antigüedad y su actual inquilino poco nos puede aportar, aun así, tiene su aquel. Las molduras florales en el techo, el curioso diseño del suelo con piezas de granito y mármoles, que le dan un aspecto señorial, conviven con sencillas estanterías llenas de herramientas, maderas y alambres por doquier. Fredy destila simpatía y cierta despreocupación, nos cuenta con optimismo sus vivencias en la ciudad y en el barrio, ajeno al sentimiento de desconfianza que se ha creado en la zona, transmite buen rollo y tiene aire de rockero

13-  Volver al barrio es un tributo a la memoria de mi ama*, a su recuerdo y a la evocación de una parte importante de mi niñez. El barrio de Iturralde y sus calles, Iturribide, Prim y Fika formaron parte de la vida de mi madre; su infancia, adolescencia y madurez transcurrieron ahí, pero también son parte de mi vida no solo cuando visitaba a mis abuelos sino a través de los relatos de mi madre. Recuerdos entrañables de su infancia que mi madre narraba con un estilo muy personal, como un conjunto de estampas alegres, pero también melancólicas, días de añoranza y nostalgia. Así, rememoraba los tiempos de escuela salpicados de multitud de anécdotas y travesuras, la adolescencia y los novios, pero también momentos tristes, cuando transcurría la guerra y corrían de casa al refugio en medio de las sirenas. La propuesta de Sra Polaroiska me ha llevado a una reflexión, la historia de un barrio no es lo que ese barrio ha vivido, sino lo que ese barrio recuerda y cómo lo recuerda. Mi ama nació en Bilbao un 20 de septiembre de 1929 en el corazón de las siete calles, trasladándose posteriormente su familia al barrio de Iturralde (primero a Prim y posteriormente a Fika), en el que residió hasta el año 1956.

14-  Una vecina del barrio nos cuenta mil historias de recuerdos que tiene relacionados con Iturribide. Una de ellas es sobre el emblemático cine Salón Gayarre que se ubicaba en el espacio al principio de la calle, donde hoy en día está un parque infantil. A finales de los setenta ya era un cine en desuso, incluso con pulgas, pero en casa tenían solo dos canales en la televisión, y ver una película en gran pantalla siempre era una emoción. Recuerda cuando estrenaron Mazinger Z fue con sus primos para verlo y disfrutaron mucho de la experiencia. Había muy poca gente en la sala, en los próximos años empezaría el declive. El cine funcionó hasta finales de los 80 y el edificio fue derribado en 1997.

 

15-  Nos encontramos con dos hombres que nos hablaron de cuando Iturribide era la senda de los elefantes. Una zona muy famosa de txikiteo pero cuando a finales de los 80 subió la droga esta zona se transformo. Recordaban el bar Goitibera que estaba al lado del teatro Gayarre ambos ya desaparecidos. Afuera de este bar se vendían caracolillos, quisquillas y calamarros (nos dicen que nécoras no porque eso era mucho lujo). También había unos pellejos de vino que usaban para luego servirlo en las jarras. Fueron los primeros que hicieron pinchos morunos en Iturribide. Dirección: Plaza Tomás Meabe. Canción : Una bilbainada. Unos dicen que había bilbainadas de mal rollo y de buen rollo.

 

16-  Con 16, 17, 18 años solía ir a los bares Metalword y Las ruedas con dos amigas de bachiller que eran heavis. Yo no tenía mucha ropa negra y llevaba mi camiseta negra que The x files.. Que era la serie que me gustaba. Nos gustaba un grupo local que desaparecio y que el cantante trabajó en este bar. RAZZE!!! Ibamos a los conciertos en Bilborock.

 

17-   Un señor nos cuenta, a través del telefonilllo, que su lugar favorito era Unamuno porque jugaba allí de pequeño. Le gusta la vida de la plaza y los cambios culturales que había. Sin embargo nosotras recordamos la droga en Unamuno y los pies negros, de cuando éramos pequeñas y bajamos por ahí.

 

18-   Historia del Bar Lagun artea, que significa entre amigos, queda en la calle Iturribide 18. Es un bar muy clásico, la primera vez que lo vi fue a mi llegada, estaba ayudando a pegar los haiku de Karlos B. Martínez, uno de los artistas de iturfest y entre al bar para hacer chichi, el barista fue muy amable y al final cuando lo salude le pregunte por el olor a tortilla que se sentía hasta en el baño y entonces me contó que vendían tortilla y morcilla, yo me fui pensando que debía volver para degustarlas. El mismo día que recibí la propuesta de Sra polaroiska, decidí que recogería la historia de ese bar, con la excusa de probar la tortilla. Y así fue que me sente en la barra del bar y le pedí al barista un pedazo de tortilla y un pincho de morcilla. El barista al inicio no quería charlar conmigo pero después me contó que Lagun artea era uno de los bares tradicionales del barrio, que funciona hace 60 años, primero era de su aita (creo que así dijo, en Colombia decimos taita pa’ decir papa), después se encargo èl desde que tenia 17 años, la especialidad de este bar siempre fueron las morcillas, todos en el barrio venían a tomarse un vino con morcilla y hace 10 años el hijo de este barista aprendió a hacer tortillas, ahora esa es otro top del bar: todos los días hacen tortillotas, que parecen pizzas, para llevar. Yo comí todo eso y todo era muy rico. Mientras me contaba esto, ha llegado una amiga suya, que le contó sobre su hermano que había fallecido, èl barista quedo acongojado, cuando ella se fue le pregunte si había una canción española que le gustase mucho. Y èl aprovecho su nostalgia y me contó esto de su amigo muerto, que era el barista de “la piscina”, que también había empezado esa labor a su misma edad y que èl a veces cerraba el bar y se dirigía a la piscina a tomarse un vinito y a escuchar música. Y que este amigo de la piscina le encantaba una canción vasca que sabía de memoria, sabiendo que èl no sabía euskera pues era muy curioso que cantara a todo pulmón una canción tan super vasca. La canción es bien nostálgica como pa’ escucharla mientras llueve, precisa para recordar al difunto. La canción se llama zuberoa de Benito Lertxundi:

 

19-   Este restaurante antes era el bar LOS HERMANOS, del cual efectivamente los dueños eran hermanos. Les recuerdo a la perfección y eso que cuando jugué el último kinito en este bar, tendría unos 19 años. Ella con el pelo rubio super-rizado, y el con la piel super roja, siempre camisa de cuadros y cara de pocos amigos, sólo fachada, porque luego le hablabas y era un borono supermajo. Íbamos toda la cuadrilla cada fin de semana, vestidas cual “SPICE GIRLS” aunque lo que se iba a escuchar de fondo iba a ser Extremo o Platero. Al bar le llamamos LA RIZOSA, (el pelo de ella hizo los honores) y digo le llamamos “en presente” porque pasaron tantas cosas ahí dentro que seguimos hablando del bar con frecuencia. Lo que más me flipaba de ese bar, es que te daban cubilete con dados para jugar el kinito, pero las mesas estaban acolchadas con una especie de cuero verde acolchado en el cual era imposible jugar a los dados. Estábamos tan revolucionadas en esa época, que la verdad… no era a los dados a lo que hacíamos caso.

 

 

Si continúas usando esta web, aceptas nuestro uso de cookies. más información

El sitio web del propietario puede utilizar cookies (pequeños archivos de información que el servidor envía al ordenador de quien accede a la página) para llevar a cabo determinadas funciones que son consideradas imprescindibles para el correcto funcionamiento y visualización del sitio. Las cookies utilizadas en el sitio web tienen, en todo caso, carácter temporal con la única finalidad de hacer más eficaz su transmisión ulterior y desaparecen al terminar la sesión del usuario. En ningún caso se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal.

Cerrar